Hablando sobre estudios socioeconómicos

En la época actual es cada vez más difícil encontrar al candidato ideal para ocupar una vacante en alguna posición de la compañía. Desgraciadamente hay ciertos factores que no pueden confirmarse con una entrevista laboral tales como la situación económica, familiar, validación de documentos, antigüedad en el domicilio e incluso el domicilio mismo.

Cito un ejemplo a continuación: una compañía tenía la costumbre de entrevistar al candidato, solicitar credencial de elector, comprobante de domicilio comprobante de estudios y acta de nacimiento. Por consideración no solicitaban originales, lo cual no permitía cotejar el documento. En cierta ocasión tuvieron una vacante en la posición de chofer de reparto, el interesado fue entrevistado, ingresó a laborar y mostró un buen desempeño. Pasadas dos semanas él llegó por la mañana como siempre, realizó su inventario igual que todos los días y salió a realizar sus entregas… ¡nunca más regresó! La empresa estaba preocupada por su integridad, llamó a sus referencias preguntando por la persona, pero los números estaban equivocados y nadie lo conocía, en los empleos anteriores reportados en su solicitud tampoco lo conocían, la credencial de elector que presentó no era de él, solamente era de alguien a quien apenas se le parecía, más no era él mismo. El domicilio que proporcionó era falso pues no vivía ahí. Como es bien sabido muchos recibos de agua, luz, etcétera pueden ser obtenidos cuando apenas son repartidos, todo parece indicar que esta persona tomó un recibo ajeno y proporcionó ese domicilio. Sus documentos eran falsos, a final de cuentas la empresa nunca supo la verdadera identidad de quien se llevó la camioneta y las refacciones automotrices que debía repartir.

La situación económica familiar es de igual manera importante, pues un candidato puede recibir una buena propuesta económica por ejemplo $120,000 mensuales. Pero ¿qué pasa si sus gastos ascienden a $154,000? el resultado se refleja en la rotación, pues es probable que de momento acepte la oferta, pero continuará en una permanente búsqueda de superación económica, lo que provocará un cambio de empleo repentino.

Un estudio socioeconómico es un reporte objetivo, resultado de un proceso de investigación y verificación. Ayuda a confirmar la identidad del candidato, domicilio, referencias y los factores arriba mencionados, entre otros aspectos. Durante este proceso se realiza una visita al domicilio particular, generalmente previa cita. Donde se le entrevista sobre su modo de vida, cotejando datos y documentos personales, solicitando referencias vecinales y datos familiares, tomando fotografías del interior y exterior del inmueble (con o sin la presencia del candidato), firmando el aviso de privacidad, entre otras cuestiones según el formato a aplicar.

Existen diferentes formatos y requerimientos los cuales varían según el tipo de estudio socioeconómico y de acuerdo a su objetivo.

El reporte final es de gran utilidad como último filtro, en ocasiones algunas compañías lo solicitan sólo una vez que el colaborador ya está activo. Esto puede ser más riesgoso pues al estar laborando, su horario puede dificultar la aplicación del estudio y por otro lado en caso de que el resultado no haya sido del todo favorable, puede ser complicado proceder a la baja en caso de ameritarse.

Una inversión en la aplicación de un estudio socioeconómico al personal, puede ahorrar mucho dinero en pérdidas y demandas. Otra ventaja tanto para la empresa como para el personal, es que los empleados pueden trabajar relativamente más tranquilos pues tendrán la certeza de que todos tuvieron que pasar por el mismo proceso y aprobarlo.

Finalmente, agradeciendo el tiempo invertido en leer este artículo, les recordamos que en Staff Laboral estamos dispuestos a orientarlo con todo gusto y de manera personalizada. Contamos con los mejores procedimientos, formatos y cobertura a nivel nacional.

Saludos cordiales

Super User